La muchacha que se lanzó de cabeza al mar de una vida nómada, haciéndole frente al miedo de aventurarse en caminos desconocidos.

Cuando fui a trabajar a Puerto Rico es que conocí a Karelys, una mujer menudita por fuera y mega-power por dentro.
Era gracioso verla llegar a la oficina porque solía aparecer arrastrando un bulto más grande que ella. Como Directora de Contenido estaba a cargo de que los vídeos salieran perfectos, así que cada vez que había una filmación Kare traía su valija con un pack de mil cosas y cositas para asegurarse de que no faltara nada al momento de grabar.
Karelys, Fran y yo pegamos buena vibra al toque, así que no era raro encontrarnos por la Ashford o Isla Verde paseando las 3 en bici. En una de nuestras charlas, Kare nos contó que su primer viaje sola lo hizo a sus 21 años, y que esa experiencia había sido bien especial para ella. ¡Quién iba a decir en ese momento que después de 2 años de esa charla y 10 años de su primer viaje, estaría dando la vuelta al mundo por cuenta propia!

Si hay algo que pude constatar viajando, es que la mayoría de los viajeros que se tiran la aventura “around the world” son jóvenes recién salidos de la universidad que aprovechan la etapa pre laboral y se toman un break de seis meses o un año para recorrer y conocer otras partes del mundo. Son pocas las personas capaces de dejar su trabajo, su carrera de años y su puerto seguro para soltar anclas y aventurarse a lo desconocido. Karelys es una de esas excepciones.


Hasta el día de hoy lleva más de 3 continentes, 12 islas, 22 países y más de 50 ciudades a sus espaldas.
Un “pack” considerablemente más voluminoso que aquel que solía llevar a la ofis y, paradógicamente, mucho más liviano.

 

Los primeros días de febrero la entrevistamos y, desde Bangkok, Karelys nos estuvo contando sobre sus experiencias del viaje. ¡No te la pierdas!

¿Qué destinos visitaste y cuál fue la duración del viaje?
Con todo el amor y lo mucho que extraño a mi islita, Puerto Rico, hace 8 meses que me lancé a esta aventura de nómada. En el proceso he adoptado un ritmo bastante espontáneo, en momentos impredecible; ya que aún voy viajando solo con pasaje de ida. Ya una vez me asiento y conozco mejor el lugar, hago research sobre las próximas posibilidades.
Me muevo sin mucho anticipo; para mi ha sido súper saludable viajar así pues me permite mezclarme entre culturas, considerar otros estilos de vida y ser flexible con mi tiempo.
Estoy en una frecuencia donde más allá de correr y correr me gusta observar, entender y saborear los cambios. Para mí es importante detenerme y conectar los puntos; de eso se trata mi proyecto y este viaje para mí.

El “must have” en tu maleta:
Siempre llevo conmigo un “scarf” que dobla y funciona de safety blanket! Gotta have it. Al principio tenía uno que era de mi mamá, me dolió mucho cuando lo perdí; pero ahora tengo uno que compré en París y AMO; es de “wool”, que es perfecto para cuando el frío ataca de momento. Fuera de eso siempre tengo mi cámara, un jacket mediano, unos leggings de fleece, un trajecito o romper de los de  “quita y pon”,  una toalla pequeña, un hidratante para la cara y los más importante mi lipstick rojo; no cambian muchas cosas, hahaha!

Travel app ó website favorito que usas para planear tus viajes:
Skyscanner para buscar vuelos, Agoda y Hostelworld para encontrar los mejores bookings de hostales, y Airbnb para chilliar en espacios más caseros.

Tu lema de vida al viajar:
Para mí viajar es una cura en todas las formas posibles. En este viaje tengo más presente que nunca de que soy capitana de mi barco y no tengo que parar en todos los puertos. Ya no se trata solo de viajar para marcar lugares en un bucket list; viajo para deshacerme de miedos y retarme a ser la persona que yo sé que soy, para pasar la página de muchos temas y seguir evolucionando positivamente.
La monotonía para mí es asesina, me estanca en mis procesos. Padezco de aburrimiento crónico, haha! Es dificil para mí hacer lo mismo todos los días. Por eso siempre he gravitado hacia trabajos dinámicos. Viajar es y ha sido crucial en mi desarrollo creativo y personal; cada vez que vengo de un viaje le meto más duro a la vida y a todo. El reto más grande ahora mismo es encontrar un balance entre quedarme quieta más de un mes en un lugar y seguir on the move. No puedo parar ahora… porque siento en mi corazón que estoy muy cerca de lograr muchas cosas que llevo tiempo añorando.

¿Couchsurfing, Hostel u Hotel?
Amo los hoteles, pero los hostales son espacios donde uno realmente se mantiene despierto y conectado con otros viajeros. A mí me encanta estar sola pero acompañada, no se si me entienden?! Me siento más segura y en paz cuando tengo gente a mi alrededor. Sobre el couchsurfing, tuve mi primera experiencia en Berlín y de dos días terminé quedándome un mes. No tengo un perfil, esta experiencia se dio de manera orgánica pues me hice amiga de un empleado guatemalteco que trabajaba en el hostal donde me estaba quedando. Casualmente su mejor amigo es puertorriqueño. Al principio me dio un poco de miedo pues cuando uno es una chica viajando sola, es dificil confiar. Recomiendo siempre ser cuidadoso pero no paranoico; en el camino uno si se encuentra personas que genuinamente quieren compartir y dar la mano sin esperar nada a cambio. Él llevaba mucho tiempo rodeado de alemanes y moría por sentarse a filosofar con alguien en su idioma. Yo llené ese vacío cultural. Nunca faltaron las buenas conversaciones, las miles de tazas de café, las hechadas de humo y la buena música.

Lo más loco que hiciste:
UFFF, ¡vienen a la mente varias!, pero mi loquera favorita es de Berlín. Berlín está lleno de lugares con mucha personalidad. Allí janguié en un club, digamos, un poco inusual, pero dejémoslo ahí, haha!
También acampé en un festival que se llama “Simsalaboom”, a las afueras de la ciudad, en un bosque súper chulo. La música nunca paró por 3 días corridos, 24/7. Mega intenso.

La mayor aventura:
Mi mayor aventura ha sido aprender a correr Scooter. He tenido muchos accidentes de auto en mi vida asi que cuando me fui de Puerto Rico necesitaba un respiro de guiar.
Acá en Asia me vi casi obligada a rentar una moto y me encanta. Pero la aventura que más espero es pronto poder establecerme en un lugar nítido y tener la experiencia de vivir y trabajar allí por un tiempo indefinido. Si lo logro, puedo decir con tranquilidad que I AM FEARELESS.

Lo más rico y raro que comiste:
En Vietnam comí cosas del mar que parecían extraterrestres… Mmmmmm, ¡pero qué ricas estaban! Hay que probar y no juzgar por la facha, es mi mejor consejo.

Las 3 cosas que más te sorprendieron:
1.  Lo barato y relax que puede ser vivir en Chiang Mai.
2.  Lo súper adaptable que ha sido mi estómago a los cambios de comida.
3.  Descubrir que no hay barrera de lenguaje que no se pueda sobrepasar con señas, una buena sonrisa y un poco de paciencia.

Un lugar inolvidable:
Hasta el momento puedo decir que mi viaje favorito ha sido cruzar Israel de esquina a esquina en carro, nadar y encontrarme jugando con lodo en un lugar remoto del Mar Muerto y acampar en el desierto de Wadi Rum en Jordania con mi amigo boricua y blogger @DiaryOfTrips. Me vuela la cabeza nada más de recordarlo. Él es mi mejor “travel partner”, nuestra química al viajar es magia pura.

3 insights locales:
No sé si son de locales pero… son míos, haha!
1.  Los Free Tours que ofrecen muchas ciudades en Europa son súper buenos para ubicarte y ayudarte a entender rápidamente donde está todo en una ciudad. Please, recuerden que son gratis pero estos chicos(as) trabajan duro y merecen el mejor tip que podamos darles.
2.  En Asia, la comida en la calle es más rica y más barata que la de los restaurantes; aprovechen ese descanso para el bolsillo si quieren viajar por más tiempo.
3.  Si quieren venir a Tailandia, vengan en Low Season, es mucho mas relax y puedes quedarte en hoteles que jamás pensarías que puedes quedarte en budget de mochilero. Los rates bajan a casi la mitad de lo que cuesta en High Season. (Ojo con la lluvia en temporada baja)

El mayor contratiempo:
No regresar a casa cuando estaba desesperadamente homesick.
Extraño a mis papás con locura pero ya en noviembre fui tres semanas y estoy mucho más tranquila. Otro suceso es que ya dos veces una máquina ATM se ha tragado mis tarjetas. Cuando viajas es imprescindible tener suficiente cash contigo y guardar otro poco para emergencias, este no lo debes tocar. Créeme te sacará de problemas. Las tarjetas son muy valiosas pero no siempre funcionan, las aceptan, a tu banco le da por blockearlas, o se pierden en los momentos más inesperados.

Bregando con el Jetlag! Tu remedio post viaje:
Dormir hasta que se me quite es la única forma para mí… pero si no cuentas con el tiempo es importante mantenerte súper hidratado y tomar té, NO café. Mi preferido es el té verde de Matcha, tiene muchos beneficios. Una sola taza puede mantener los niveles de energía durante el día entero y está lleno de antioxidantes. También es muy bueno para evitar enfermarte cuando cambias de ambiente.

Próximo destino:
Seguramente luego de Thai, voy a Hong kong o Taipei para despedir el año chino que es una gran celebración a principios de Febrero. También quisiera explorar Laos, Myanmar y Japón antes de irme del continente, pero todo puede cambiar de orden y sincronía.

¿Cómo podemos seguir tus aventuras?
Pronto estaré lanzando mi proyecto y su web [thethingswefollow.com] pero me pueden seguir en Instagram y facebook como @thethingswefollow. Llevo meses trabajando en mi página y aunque estoy un poco nerviosa tengo muy presente los objetivos. Espero poder verlos disfrutar de mi trabajo. ¡Pendientes!

 

– – – – » « – – – –

Ciertamente una mujer que sigue su propia estrella hasta donde ésta la lleve… no matter where!

Kare: ¡Gracias mil por sacar tiempo de tu viaje para contarnos sobre tu aventura!
Y mis queridas gypseas: espero hayan disfrutado leerla tanto como yo lo hice.

Oleadas de ♡,
Ani

.•*¨*•♡¸¸.•*¨☆