Todo lo que tienes que saber acerca del aceite de coco.

Son tantas las tendencias de productos llamados “orgánicos y saludables” resonando a través de las redes sociales, que muchas veces uno se siente bien ‘skeptic’ a la hora de probar porque, ¿para qué tanta promoción a algo que funciona naturalmente?. No estás sola, muchas nos sentimos abrumadas también con esta era tan marcada del consumerismo.  A veces le das tiempo a que pasen de moda, y antes de que termines de convencerte leyendo cada “review” o esperando a que lo pruebe una amiga, te encuentras de frente al producto y decides finalmente darle un ‘try’. Así me sentía yo cuando el coco comenzó a tomar mucha popularidad. Agua de coco, mantequilla de coco, leche de coco, hilachas de coco, azúcar de coco, todo lo que quieras con coco. Perfecto, ¡ningún problema para los amantes del coco como yo! Pero de todos los productos derivados del coco, el más codiciado para la salud y la belleza lo es el aceite de coco. Y yo me preguntaba, ¿cómo vivir en una isla llena de cocos y no tener idea de los beneficios reales de este producto?

theeverygirl_hairmask2
Aquí les cuento 10 de los innumerables usos y beneficios que fui descubriendo de este producto anticancerígeno, antioxidante y rico en grasas saludables:

1. Aceite Virgen vs. Aceite Refinado

  •  Si quieres aprovechar los enormes beneficios del aceite de coco es recomendable preferiblemente escoger uno que puedas disfrutar en su forma más pura, sea orgánico o virgen, no el refinado que pierde muchas de las propiedades en el proceso de refinación y que algunas personas terminan prefiriendo por su sabor menos ‘overpowering’ o porque no les gusta el sabor a coco.
  • El aceite orgánico etiquetado como “USDA orgánico” significa que los cocos utilizados para su producción crecieron sin pesticidas.
  • Por otro lado, aunque el aceite refinado no contiene todas las propiedades que ofrece el aceite virgen, después que sea “expeller pressed” (proceso natural y sin químicos de la extracción del aceite), puede ser útil para algunas recetas de cocina y para freír.
  • Ojo al comprar aceite de coco que permanece en estado líquido a temperatura ambiente (contrario al aceite virgen blanco, grueso y cremoso) que se utiliza mayormente en la piel y en productos de belleza. Es importante que sepas que el aceite de coco que NO debes comprar es el RBD (Refined, Bleached and Deodorized), que así mismo como dictan sus siglas, pasa por todo un proceso que elimina el sabor distintivo del coco y añade otras sustancias no naturales que pueden ser perjudiciales. Esto lo aprendí en un principio aquí.

2. Piel seductora

Prepárate para conocer al mejor amigo de tu piel y a un súper regenerador celular. Aplícalo directamente en manchas, cortaduras de navaja, quemaduras, cicatrices, picaduras de mosquitos, ojeras y arrugas de manera frecuente para resultados notables. También es perfecto como un buen exfoliador para todo el cuerpo si lo mezclas con sales Epsom, tu piel quedará bien suavecita.

3. Desmaquillante

Cada vez que se me acaban mis toallitas desmaquillantes aplico aceite de coco en un algodón que funciona perfectamente para quitar los residuos de maquillaje y dejarte el rostro limpio y bien humectado. Yo personalmente lo utilizo también como humectante antes de maquillarme. ¡Ah! también sirve para auxiliarte en esos momentos en que se te corre el delineador o para los excesos cuando te maquillas. Lo mismo para las veces que vas a la playa y luego de meterte al agua sales con las bolsas de los ojos grises por los residuos que quedaban del rímel de la noche anterior. En mi auto siempre tengo un frasquito lleno para esas emergencias. #elsacadeapuros

4. “Voy a traer el pelo suelto”

El cuero cabelludo es parte de tu piel y si sufres de caspa, puedes aplicarle aceite de coco para hidratarlo y aliviar los síntomas, o para controlar la secreción del aceite. Úsalo como acondicionador ‘leave in’ aplicando una cucharada desde las puntas y distribuyéndolo poco a poco al resto del pelo, ponte un gorro de ducha y déjalo durante la noche. Y no se me puede olvidar, lo práctico que es para humectar el pelo rebelde y lleno de sal una vez sales de la playa. ¡Un éxito!

5. Desodorante

Aún no lo he probado, pero tengo una amiga que es una súper fan después de descartar miles de desodorantes que le producían alergias. El aceite de coco al ser antibacteriano y desinflamatorio te ayuda a eliminar las bacterias en las axilas que producen mal olor, nutre la piel y no tapa los poros. Para hacerlo debes mezclar el aceite con bicarbonato de sodio, almidón, aceites esenciales de lavanda, sándalo y almendras. Ya comencé utilizando desodorantes sin alcohol pero quisiera transicionar a uno completamente natural, ya les contaré.

6. Pérdida de peso

El aceite de coco estimula el metabolismo y te ayuda a escalar niveles de energía que te permiten quemar la grasa no deseada especialmente en el área abdominal, gracias a la gran cantidad de grasas saturadas que ayudan en el control de peso y del hambre. Sí, ¡también te ayuda a controlar los antojos!

Tip: Si tomas café con 1 cucharada de aceite de coco 20 minutos antes del desayuno con el estómago vacío aceleras el proceso de adelgazar. 😉

7. Boquita linda

¿Has escuchado antes sobre el famoso ‘coconut oil pulling’? Es una práctica ayurvédica antigua que promueve el acto de enjuagar tu boca con una cucharada de aceite de coco por 20 minutos para mejorar la salud oral. Bueno para blanquear los dientes, eliminar la placa y las bacterias y mejorar el aliento. Hay mucha gente haciendo fotos de este experimento en la web y los resultados son interesantes, procura no tragarlo porque estarás ingiriendo todo esas bacterias y sucio que deseas eliminar. Aquellas con labios resecos y partidos no se van a arrepentir de empezar a utilizar aceite de coco para sanarlos.

97c051de5dad6bf5a5ad76e94c38aac1

8. Cocina rico

Hay miles de recetas sabrosas como estas bautizadas con aceite de coco. Yum!

9. Mejora tu salud 

Son múltiples los beneficios para la salud física, mental y emocional. Bueno para la lactancia, enfermedades del sistema inmunológico, digestivo, circulatorio, reproductivo y para los que sufren de depresión y estrés. Fuente adicional.

10. Coco-broncéate 

A mí me encanta usarlo para broncearme un poco aparte de que contiene aproximadamente un SPF 4 natural. Y no sé, cada vez que abro el aceite de coco me hace conectar sentimientos con las palmeras en la playa, ¿suena ‘legit’ broncearse con él no? 🙂

 

En este momento creo que estás lista para salir corriendo a comprar tu aceite de coco o darle uso a ese que te compraste ya y está muerto de la risa en tu alacena. En lo personal recomiendo el aceite de coco Nutiva o el Tresomega. también puedes encontrar algunas otras recomendaciones e información valiosa aquí. Siempre vas tardarte un poco probando y encontrando el que más te guste, lo importante es tratarlo. Anímate y no dejes para luego tu porción mágica de aceite de coco.

¡Yo amo el aceite de coco! Y tú #cocolover, ¿tienes uno preferido? Compártelo en los comentarios. 🙂

 

Con ♥,

Franchu

IMG_4327 edit