Hace dos semanas mi celular/móvil se ahogó y con él, todo el contenido, fotos y escritos de de mi último viaje, entre otras cosas importantes de trabajo que tenía que presentar durante el mes de septiembre. No encontraba la inspiración para volver a escribir. Estaba molesta conmigo misma y con el hecho de no poder recuperar esos momentos para presentarnos en el blog. Suelo ser una persona muy positiva a diario pero no encontraba la manera de filtrar esa angustia y escribir algo de lo que me sintiera orgullosa. Tuve que reconocer que esto venía pasando desde antes de mi viaje y creía que cuando volviera estaría lista.

Me di cuenta que había caído en un estado por el que todo creativo puede pasar. Los famosos bloqueos creativos. Descubrí que no era la primera vez que pasaba por eso. De hecho, durante los pasados 5 años que trabajé en agencia de marketing, ignoré muchas veces cuando esto me sucedía y seguía trabajando como una máquina, el peor error que podemos cometer los creativos. Sin embargo, ahora que tenía todas las herramientas necesarias para sentirme súper inspirada, positiva y libre de restricciones, mis proyectos creativos no avanzaban como quería.

Aquí les comparto algunos tips que me ayudaron a pasar esta etapa con la que estuve lidiando durante estos últimos 2 meses.

7 Maneras de superar un “Bloqueo Creativo”

↡⇣⇟⇣↡

1. Haz un ‘outline’ sobre ti

Obsérvate en un diagrama personal. Literalmente dibújate y escribe todos los pensamientos que te lleguen sobre ti. Deseos, miedos, sueños, frustraciones, disparates. No filtres nada.

me-outline

2. Haz algo que no tenga nada que ver con tu expertise creativo

Apúntate en unas clases de baile, colorea, intenta hacer tu primer bizcocho, toca un instrumento, nada de noche en la playa, aprende a bucear, lánzate de un paracaídas… cualquier cosa que te saque de tu confort. Salir de la rutina e intentar cosas nuevas activan nuestra creatividad y nos conducen a improvisar o disfrutar de otras destrezas que no creíamos tener o nunca habíamos descubierto. Nos ayuda mucho a recobrar la confianza en nuestros talentos.

3. Ejercítate

Siempre lo recomiendan. Al ejercitarnos nos llenamos de felicidad y liberamos estrés. El ejercicio eleva los niveles de seratonina en el cuerpo, un neurotransmisor asociado directamente al estado de ánimo, por eso cuando terminamos de hacer ejercicio nos sentimos mucho mejor. Incluye al menos 30 minutos al día de ejercicio físico en tu rutina. Y no olvides también hacer ejercicios de relación como la meditación, tu cerebro también es un músculo.

4. Vete de viaje

Los viajes curan cualquier mal. Muchas veces nos ayudan a hacer un “reset” o “reboot” mental. El simple hecho de transportarnos a otro estado mental y emocional a través de un viaje puede ser milagroso y nos ayuda a desconectarnos de la realidad que nos aqueja. ¿No tienes suficiente dinero para viajar? Vete de turismo interno. Busca un lugar cercano que nunca hayas visitado, la cuestión es trasladar la mente y el cuerpo a otra realidad desconocida.

5. Deshazte de las distracciones

Detente en el lugar donde sueles crear. Mira a tu alrededor y fíjate en todo aquello que te distrae frecuentemente. La distracción del televisor, los ruidos afuera o adentro, el compañero vecino que no deja de hablar, la nevera muy cerca para comer cada cosa, una iluminación inapropiada, pueden estar distrayendo tu fluidez creativa todo el día. ¿Qué más podría estar desviando tu atención? Elimínalo.

6. Cambia la rutina creativa

La rutina nos mata poco a poco y es peor cuando siempre vamos contra el reloj. Una buena idea es cambiar de vez en cuando el momento del día en que creas. Si tienes horarios de trabajo rigurosos es importante que le expliques a tus compañeros y a tu jefe, lo sagrado que es tu tiempo al crear. En mi pasada vida de oficina me costaba mucho tener que dar explicaciones de qué o cuánto tiempo del día invertiría en la creatividad de X proyecto. Y es que la creatividad no es algo que planeas, nos cuesta mucho a los creativos asignarle tiempo. Pero es necesario aprender a adaptarnos y a disciplinarnos para tener un orden y no colapsar.

7. Renueva tu espacio creativo

Esa silla que suena cada vez que te mueves, el lapicero que llevas cargando desde la escuela, la computadora que se congela cada 15 minutos, las paredes azules con rosado ‘shocking’ que no te dejan pensar claramente y las montañas de papeles y regueros a tu alrededor te desarmonizan completamente. No hay nada mejor que tener un espacio creativo que transmita la tranquilidad necesaria para que esa creatividad fluya y pueda estimularse. Es MUY importante SENTIRTE SIEMPRE A GUSTO dentro de tu espacio creativo. Ese espacio es como tu templo, el lugar donde tu mente viaja. Dedícale el tiempo necesario para tenerlo siempre ordenado, limpio y bonito. No tienes que gastar grandes cantidades de dinero cuando tienes un montón de DYI’s como estos. O puedes darle también un toque ‘feng-shui’ como este  por la bloguera Gala Darling para balancear su energía.

screen-shot-2016-10-05-at-5-54-02-pm

Luego de 2 semanas aplicando estos tips, REPITE EL #1 y compáralo con el primer outline que hiciste al inicio para que saques conclusiones de tu progreso.

Espero que esto pueda servirte a superar cualquier bloqueo creativo que esté agobiándote y que definitivamente nunca dejes de crear, pues la creatividad es una de las herramientas más hermosas para transformar el mundo.

≫⋯◈⋯≪

“Creatividad es inventar, experimentar, crecer, tomar riesgos, romper las reglas, cometer errores y divertirse.”

– Mary Lou Cook

Me dejan saber en los comentarios abajo si les ha parecido útil. 🙂

↡⇣⇟⇣↡

Con ♥,

Fran