¡Una maquillista fuera de este mundo!

Conocimos a Ingrid por medio de su novio, compañero de trabajo nuestro e impulsor de su carrera como maquillista. Ya seguidoras de su página de Facebook, cada vez que posteaba fotos nos dejaba boquiabiertas con la evolución de su trabajo. Cuando vimos su último proyecto que realiza anualmente creando un look para cada día del mes de Halloween, supimos que no podíamos dejar pasar la oportunidad de mostrar la serie 2016 y de conocerla “behind the scenes”.

Nuestra primera impresión en persona no estaba muy lejos de lo que transmite por medio de su trabajo. Es una de las chicas más amables, disciplinadas, talentosas y “business-minded woman” que hemos conocido. Para ella la puntualidad y las ganas de dar siempre la milla extra han sido claves para alcanzar el éxito.

Hoy nos tomamos un café con ella para conocer su historia como emprendedora en el mundo del maquillaje.  Aquí te dejamos todos los consejos, experiencias e ‘insights’ que esta chica de 32 años y sonrisa imborrable trajo a la mesa.

Miren nada más lo impresionante de su trabajo maquillándose ella misma.

 ¿Cómo comenzó tu carrera como maquillista?

Todo comenzó mientras estudiaba mi bachillerato en contabilidad y trabajaba a tiempo parcial haciendo promociones de diferentes marcas. Entonces se me da la oportunidad de comenzar a trabajar para L’Oréal, y así comienzo a ganar más conocimiento en el área de maquillaje. Luego de varias promociones me entero que los maquillistas ganaban más dinero que las promotoras, y es entonces cuando decido tomar cursos sabatinos de maquillaje. Me certifiqué y a partir de ahí L’Oréal comienza a contratarme como maquillista para eventos, promociones, galas, etc; pero aun así yo seguía viéndolo como un hobby más que como mi profesión.

¿Cuándo te diste cuenta que querías dedicarte de lleno a ser maquillista?

Al principio lo veía como un hobby, pues yo tenía en aquel momento la aspiración de continuar la profesión que ejercía mi padre de abogado. Mi novio me decía y repetía que yo había encontrado lo mío, que tenía mucha habilidad y talento para maquillar; él fue quien desde un principio me apoyó y vio ese potencial en mí. Aún así yo sentía miedo porque pensaba que era algo que haría muy pocas veces al mes, quizás los sábados o dependiendo de la consistencia de las promociones; entonces me resultaba difícil creer que podría vivir de esto y hacer de este “hobby” mi profesión.

¿Cuánto tiempo te tomó entonces el proceso de aceptar tomar el camino del maquillaje?

Me tomó más o menos alrededor de 2 años. Si no hubiese sido porque Pedro, mi novio, me dio el empujón siempre, yo sería abogada tal vez hoy día. Él seguía viendo en mí eso que yo todavía no veía. Me asustaban las posibilidades de crecer en una profesión como esta, y sentía miedo de decirle a mis padres que ya no estudiaría derecho. Pensaba que si yo dudaba, ellos iban a dudar más todavía perteneciendo a una generación más antigua y ‘close minded’ en ese aspecto. Recuerdo que cuando les mencioné que comenzaría a dedicarme a esto para ver qué pasaba, ellos afortunadamente me apoyaron.
Después de contar con el apoyo de Pedro y el de mis padres, sabía que el resto dependía de que yo le pusiera todo el empeño necesario y echar adelante.

¿Con qué obstáculos o challenges te han encontrado en el camino?

En lo que uno se da a conocer hay muchas puertas que se cierran.
Yo arreglo novias desde que comencé hace ya más de 10 años. Ese fue otro challenge que me puse desde el principio, porque para mí es el maquillaje más difícil, porque el maquillaje tiene que verse lindo y natural para las fotos, durar en el transcurso de la jornada y ser resistente al agua (sudor, lágrimas o lluvia); así que es el más challenging. No es como el maquillaje de fotografía, en el que puedes hacer cambios según vas viendo las fotos.
También soy muy estructurada en mi negocio, yo misma manejo y hago mis contratos. Acostumbro a contratar asistentes para ciertos trabajos, a quienes les enseño mis técnicas y estilo para llevar una misma línea de trabajo; y en una ocasión una de ellas terminó traicionándome.
Yo soy una persona muy emocional y a la que criaron con unos principios de respeto, pero comprendí con el tiempo que este tipo de cosas suceden mucho en esta industria, así que he tenido que aprender a cuidarme.

¿Cómo has podido trascender estos obstáculos para seguir adelante?

Esta es una carrera bien, bien linda, que te brinda la oportunidad de ayudar a mejorar la autoestima de otros. A pesar de que muchos piensan que es una carrera bastante superficial, cuando veo una mujer mirarse feliz al espejo, sin filtros ni photoshop, y yo reconocer que la he ayudado para asumir esa confianza, pienso que aporto mi granito para mejorar la vida de alguien. Esa es la razón por la cual yo continúo haciendo lo que hago sin importar los obstáculos.
A las personas que aspiran a llevar esta profesión siempre les digo que la tienen que mirarla desde este lado positivo.

¿Cómo los medios sociales sirven de herramienta o influencian en tu carrera?

Lo bueno de social media para este ambiente es que te ayuda a exponer tu trabajo. Como todo tipo de arte, el maquillaje también es cuestión de percepción; entonces antes de contratarte generalmente ven tu estilo primero por allí, online.
El aspecto negativo de las redes sociales es que transmiten la idea de que cualquier persona sin ningún tipo de preparación, con ver 3 videos de YouTube y una compra mínima de productos ya se dedica de lleno al maquillaje, desprestigiando la profesión.
Yo me preparé, cursé estudios y no sólo me certifiqué como maquillista sino que además todos los días tengo que seguir estudiando, comprando y analizando productos nuevos para seguir preparándome; y esas cosas no siempre se llegan a transmitir en las redes sociales.


¿Qué haces para relajarte en tu tiempo libre?

Pues en mi tiempo libre soy voluntaria para una entidad que se llama “Save a Gato”, en la cual rescatamos gatos. Yo coordino las adopciones y eso es tiempo que dono todos los meses. Cada noche vamos con mi novio y alimentamos una colonia de gatitos en Hato Rey. Me apasionan mucho los animales y trato de educar a las personas sobre la esterilización.
Otra actividad que me gusta y relaja es viajar a NY aunque sea por un fin de semana, porque siempre regreso súper inspirada.

¿Qué otros servicios ofreces?

Doy clases grupales, y también ofrezco servicios de “personal shopper” de maquillaje, accesibles para toda persona, enfocándome en sus necesidades y budget. Luego de comprar los productos muchas veces nos sentamos luego en una clase “one-on-one” de una hora en donde le explico cómo aplicarse y utilizar los productos que compramos.

¿Cuál es el maquillaje que más te gusta o te divierte hacer?

Para mí lo divertido de mi trabajo es que no es monótono, no todos los días hago lo mismo y cada maquillaje es un challenge. Un día me piden un maquillaje “water resistant” para un shooting en una piscina. Al día siguiente puede ser una novia. Al otro, puede ser uno como los de Halloween.
Me divierte mucho hacer la serie de maquillajes de Halloween porque es un doble reto, experimento con cosas que no utilizo todos los días, salgo de mi comfort zone y los hago en mí misma, que definitivamente no es lo mismo. Hay áreas en las que paso más trabajo porque el brazo no me alcanza y me toma mucho tiempo. Me planifico unos 5 o 6 meses antes, hago research para inspirarme y planificar los maquillajes que haré, compro la paleta de colores, los props y siempre me disfruto mucho este tiempo del año.

Ingrid sin brocha en mano:

↡⇣↡

Define tu marca en una palabra o frase:
Detallado

Una fuente de inspiración:
El viajar siempre me inspira a regresar a mi hogar y trabajar en nuevos proyectos.  

Tu life motto:
Haz las cosas bien o no las hagas.

Un libro:
Greatness Guide by Robin Sharma

Una película:
Seven

3 Mujeres que te inspiran:
Mi mamá, Ellen Degeneres y Josie Maran

Un día provechoso:
Wow, pueden ser varios. Uno sería levantarme temprano, hacer ejercicios, trabajar y luego compartir con mis padres y Pedro ya sea que coincidamos en el almuerzo o la cena.

Una ciudad:
Sin duda alguna, Nueva York

Algo que quieras hacer y que aún no hayas hecho:
Desarrollar mi línea de maquillaje y ser parte del desarrollo de los productos.

Words to live by:
Respect & passion

Un consejo vital para las mujeres que quieran emprender un negocio:
No hay una guía que pueda servirte en todo el camino.  Si el negocio que deseas comenzar es algo que te apasiona, tu misma lograrás crear ese camino para desarrollarlo.  Muchas veces queremos llegar al éxito en corto tiempo y no hay mayor satisfacción que después de un tiempo uno poder mirar atrás y saber que todos esos escalones los subiste tu sola con tu esfuerzo y dedicación.

¿Cómo podemos seguirte?
Instagram: @ingrid_makeup
Facebook: Ingrid M. Rivera Makeup Artist & Hairstylist

«-  •••  -»

No nos cabe duda que esta “one woman show” está más cerca del estrellato de lo que ella misma se imagina. Es una de esas personas con las que puedes conversar por horas y que cuando uno se despide de ella se queda con esa sensación de querer “comerse el mundo”. Inspiradora por demás y siempre dispuesta a dejar su corazón en todo lo que hace.

Gracias Ingrid por tu tiempo y por deleitarnos con tu arte.

Fran & Ani

2015 Halloween Series

↡⇣⇟⇣↡

El pase de diapositivas requiere JavaScript.